Mamandoo quiere dejaros algo muy muy claro... ¡AMAMANTAR NO DEBE DOLER! Si tu bebé te hace daño al mamar puede que su agarre no sea correcto. Aquí podrás encontrar algunas nociones para saber identificar un buen agarre y algunas claves que pueden ayudarte a conseguirlo. En ciertos casos, puede existir algún impedimento en la boca del bebé que dificulte el agarre, como por ejemplo la presencia de un frenillo lingual corto. Si tras poner en práctica nuestros consejos, el problema persiste y no habéis logrado mejorar el agarre, no dudes en ponerte en contacto con Mamandoo